Seguidores

Corta tus problemas, no tus muñecas. (VI)

"¿Porque me estoy haciendo esto?"


Los ataques de ansiedad me estaban destruyendo, mas aun. Habia cosas que no queria continuar haciendo, pero esa vocesita en la cabeza me impulsaba a hacerlo. Es tan complejo de explicar. Llego al punto de que no era consciente del daño que causaban mis acciones, ya no era yo. A veces necesitas un golpe en seco para abrir los ojos y ver donde estas parada y hacia donde vas...

 Llegue del colegio, casi arrastrándome, aguantando las lagrimas. Una cosa llevo a otra y en un ataque de ansiedad termine lastimando a una de las personas que mas quiero. Suficiente. No podía soportar seguir lastimando a quienes amaba. Agarre el teléfono y con el poco aliento que me quedaba llame a mama y le pedí ayuda. El dolor en el pecho era desgarrador, aun puedo sentirlo.
Me encerré en mi pieza hasta que llego, nos abrazamos y lloramos. Decidimos que era hora de pedir ayuda.
 La primera vez que fui al psicólogo fue bastante turbio y desolador. Recuerdo entrar y ver : "Clínica de salud mental". Ok, estoy loca. Me quiero ir de acá. Me disgustaba el lugar, los olores, la decoración burda y triste, la gente, todo. Pero estaba dispuesta a recibir ayuda, recibir un diagnostico o lo que fuese. Necesitaba que alguien me explique que era lo que me estaba pasando.
 Del psicólogo al psiquiatra y así estábamos. Decidiendo si me medicaban o no. Cuando mama escucho esta posibilidad, se largo en llanto. 
 La realidad es que ni el psicólogo, ni el siquiatra ni nada de eso me ayudo. En mi opinión, los psicólogos son super manipulables. Igualmente creo que si realmente queres cambiar, tenes que estar dispuesto y hacer un mínimo esfuerzo. Y yo recaí, es decir, quería ayuda pero en el transcurso volví al principio. Sentía que el hecho de ir al psicólogo, todo ese ambiente tan triste, solamente causaba mas daño. Lo veía en los ojos de mama cuando entrabamos a la clínica, así que decidí dejar todo eso.
Luche tanto contra mi misma, entre quien era y lo que quería ser. Estaba sumergida en un mundo que me destruía pero a la vez, de alguna forma u otra lo disfrutaba. No se como explicarlo.
 Hasta que la cabeza me hizo click. Ya era suficiente, nadie podía cambiarme, solo yo podía. Y estaba dispuesta  a dejar todo aquello que me hacia mal y dejar de causar daño. "Cambia tus pensamientos, cambia tu vida" Es cuestión de hacer un esfuerzo, de abrir los ojos. Abrirte a contar lo que te sucede, estar dispuesta a pedir ayuda o simplemente un abrazo. Es cuestión de ver que estamos eligiendo ser infelices, y que en realidad hay otros caminos. El cambio esta en nosotros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario